Carta a los desagradecidos:

 

Screenshot_2016-05-09-14-52-46_1

 

Hubo un tiempo que todo parecía bueno e interesaba sacar tajada, cuando la amistad era útil por tener al lado a una buena persona que escucha, apoya y ayuda en todo lo que puede. Este amigo demostraba tolerancia, paciencia… Acepta tal cual a quienes quiere, porque los amigos se respetan, se quieren, se dicen las cosas para reforzar y mejorar la unión recíprocamente.
Llegan días que surgen desencuentros, se habla comentando comportamientos injustos, palabras fuera de lugar y dejando claro que uno no es un saco de boxeo donde descargar frustraciones o un muñeco para usar cuando interesa. Ahí sale el desagradecido cual lanzador de cuchillos, buscando tu espalda como diana. Sangras y al quejarte, su burla se hace mayor. Quitas los cuchillos y devuelves la ofensa con preguntas, reclamando una explicación a esa actitud. Expresando tu disgusto e incomprensión, sorprendentemente el ingrato amigo se ofende al ver reacciones haciéndole ver que las personas tienen límites, el respeto también ha de practicarlo y no sólo quererlo en su persona. No se puede ningunear ni denostar, intentando cambiar la realidad a gusto del desagradecido.

La manipulación tiene fecha de caducidad.

Anuncios
comentarios
  1. 17Veces dice:

    “Quitas los cuchillos y devuelves la ofensa con preguntas, reclamando una explicación a esa actitud.”
    Bravo!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s