Es curioso el ser humano, divertido, complejo en las relaciones interpersonales. Tanto da que sean familiares, amigos, conocidos, parejas, amantes, colegas ya que la gran mayoría adopta un rol diferente según la gente que lo rodee… Una cosa es comportarte correcta y cordialmente con conocidos, colegas, en el trabajo, en la tienda de la esquina, etc, mostrando una instantánea de como eres y otra con las personas que realmente te importan y forman parte de tu vida.

Todas las relaciones ( me refiero a las familiares, amistosas y amorosas ) se basan en el respeto, la confianza, la admiración, la honestidad, la afinidad y el amor que siento por ellos. La familia nos viene impuesta aunque no significa que todos ellos formen parte de tu vida, amigos y pareja tenemos la suerte de poder escogerles, de decidir quien entra o no en nuestro círculo…

Por el lazo sanguíneo tendemos a ser más permisivos con padres y hermanos, o por lo menos a darles más oportunidades y ceder más cuando hacen o dicen cosas que te hieren, a fin de cuentas se supone que “ellos no te van a fallar…”

Amistades y pareja entran casi en el mismo saco, personas con las que compartes momentos íntimos, divertidos, confidencias, lloros, etc, de tu vida y en lo que difieren es que con la pareja tienes un contacto más profundo en el plano amoroso-sexual.

Este círculo que nos envuelve puede verse vulnerado, ir perdiendo pilares cuando te defraudan, te hacen daño, no te respetan, el ir pasando el tiempo y ver que ahora no tienes nada que ver con ellos, se rompe esa confianza que tanto cuesta entretejer y volver a recomponerla en ocasiones resulta imposible ya que no puedes volver a ver igual a esa persona, se ha levantado un muro que separará los caminos en la gran mayoría de casos.

Hay veces que estas historias duran para toda la vida, otras que se van quedando en el camino, otras que aparecen más tarde y no por eso son menos importantes. De todas ellas aprendemos algo, puede que no nos demos cuenta en ese momento pero a la larga lo vemos.

A fin de cuentas, lo que el ser humano busca es amar y ser amado, estar rodeado de gente a la que quiere y que le quiere, siendo feliz con los retazos hermosos, alegres que forman su día a día en el viaje para unos más largo, para otros más corto, que es la vida…”

Anuncios
comentarios
  1. rizoswoman dice:

    Cierto “Yo Resisto”, lo más hermoso es compartirlo con la gente querida que tienes a tu alrededor. La confianza se basa en dar y recibir, no puedes pretender ganarla porque si, es un trabajo constante que todos hemos de cultivar… Y también hay que tener claro en quien depositarla, aunque a veces inevitablemente te lleves decepciones, así es la vida!!! Pero hay que quedarse con las personas que merecen la pena y dar oportunidad a las que llegan 😉 para seguir viviendo, experimentando y compartiendo los pequeños momentos que nos suceden día a día!!!

  2. Yo Resisto dice:

    Hay una frase que escuche hace un tiempo con la que estoy completamente de acuerdo, el secreto de la vida es, compartirla. Sin embargo tienes razón, muchas veces nos defraudan, nos mienten, juegan con nosotros, se exceden abusando de la confianza que otorgamos y poquito a poco, ese daño nos va erosionando, sólo espero que la gente no siga abusando de las confianzas, o estas se irán perdiendo y qué sería del mundo sin relaciones interpersonales? qué sería del mundo sin vidas compartidas? nada…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s